¿Debería Hacerme Profesional? – Parte 3: Una Visión Amplia

Profes principal

Cuando un jugador decide en convertirse en profesional a tiempo completo tiene que tener en cuenta que está tomando una decisión muy muy grande.

Al poner toda tu vida en las manos de poker y en la varianza del juego, estarás creando también un gran vacío en el resto de aspectos de tu vida y en un currículo que puede ser necesario en un futuro. ¿Es esto lo que realmente quieres hacer?, ¿quieres encerrarte en el juego del poker durante el resto de tu vida?

En este artículo te enseñamos a mirar con otra perspectiva y de forma amplia la opción de convertirte en profesional del poker para que tomes la decisión correcta sea cual sea.

Tú decides cuáles son tus metas en la vida

Antes de convertirte en un jugador profesional necesitas pensar fríamente qué es lo que te hace feliz en la vida y cuáles son tus aspiraciones en ella. ¿Es el dinero?, ¿buscas estabilidad?, ¿quieres tener una familia?

Profes metas
Ser profesional no es una decisión que se pueda tomar a la ligera

Hay muchas más cosas en la vida que el dinero, por lo que son muchas las preguntas que te debes hacer a la hora de jugar al poker como profesional. A pesar de todo ello, principalmente debes pensar una cosa: jugar al poker un par de años puede ser muy divertido pero, ¿es eso lo que quieres cuando tengas 35, 40 o incluso 50 años?

Es muy difícil pensar en qué es lo que querrás en el futuro. Es muy fácil ver solo a corto plazo y pensar en el dinero sin “mucho” esfuerzo que te ofrece el poker, pero esta es una decisión compleja ya que no puedes tomarte a la ligera la opción de jugar al poker para vivir ya que puede hacer que incumplas a largo plazo tus metas y objetivos.

Educación

Si vas al instituto o a la universidad y estás pensando en abandonar tus estudios solo podemos decir una cosa: ¡No lo hagas! Sean cuales sean tus estudios, la educación es necesaria para tener un plan alternativo por lo que pueda ocurrir.

Pon el poker a un lado y termina tus estudios (por supuesto, no hablamos de abandonar el poker, pero sí de que no puedes dejar de lado tus estudios, ellos son lo más importante en ese momento). Si decides convertirte en un profesional del poker y al cabo de los años esta no es la decisión correcta, siempre tendrás unos estudios que te permitirán poder encontrar otro modo de vivir.

Gracias a los estudios tienes un plan B, algo en lo que apoyarte, sin ellos el vacío que puede crear el poker en tu vida puede ser realmente grande y ser tu perdición en caso de que fracases como jugador profesional de poker.

El límite al que puedes llegar

Profes habilidades
Piensa en tus habilidades como trabajador o empleado

Cuando juegas al poker puede ser que estés ganando dinero pero llegue un momento en el que no puedas avanzar más. Existen posibilidades de que esto no ocurra, pero a no ser de que estés en el 0,05% de personas que pueden avanzar en las apuestas de forma ilimitada, llegará un momento en el que te estabilizarás, en el que encuentres un nivel en el que puedes ganar de forma asidua, pero que no puedas avanzar al siguiente y convertirte en ganador.

Es inevitable el “estancamiento”. No todo el mundo puede ganar en los niveles más altos, muy poca gente puede triunfar en un juego de 5$/10$.

Los años que inviertes en el juego y en llegar a tu límite máximo como jugador harán que tus capacidades como trabajador y otras habilidades necesarias en la vida disminuyan. Si después de una serie de años te das cuenta que el dinero que haces con el poker no es suficiente o decides conseguir un trabajo por otras razones, tendrás que explicar en tu currículo ese vacío en el que no has estudiado ni “trabajado”.

El poker te enseña y adquieres muchas habilidades gracias a él pero, ¿el jefe de una empresa pensará del mismo modo?

Nadie puede negar que el poker sea una fuente de aprendizaje en la vida y que muchas de las habilidades adquiridas con él sean realmente valiosas para esta. Entre otras cosas importantes el poker te enseña a manejar un presupuesto, saber invertir el dinero, saber decidir teniendo en cuenta los riesgos y recompensas, tener rapidez de decisión y saber rendir en situaciones de estrés.

Probablemente la persona que esté buscando alguien para trabajar no lo vea del mismo modo, incluso si el trabajo al que aspiras esté lejos del nivel de exigencia que tenías en el poker o necesite de muchas menos habilidades, además de que el dinero que consigas sea mucho menor que el que ganabas en el poker.

Si hubieses conseguido un trabajo siendo joven o hubieses mantenido el tuyo si lo tuvieses en lugar de jugar al poker, probablemente hubieses conseguido un ascenso en la empresa y haber adquirido una serie de habilidades específicas para el trabajo a realizar.

Los ingresos en el poker tienen un límite

Profes techo
Tu límite no es ilimitado

Los jugadores de poker dependen de los “fish”, buenos juegos y de las capacidades de sus rivales. Cuando un jugador profesional alcanza un nivel que no puede “derrotar”, desciende a niveles más bajos para poder ganar.

No hay mucho espacio para jugadores ganadores, de modo que si algunos jugadores descienden de un nivel superior, probablemente hagan que aquellos jugadores que están en el nivel inferior tengan muchas más dificultades para ganar dinero. Por supuesto que puedes invertir tu tiempo en aprender más sobre poker y en mejorar tu juego, pero ten en cuenta que tus oponentes también hacen lo mismo.

Algunos niveles de apuesta son realmente un gran salto que podrá llegar a ser imposible para ti y entonces hablarás que estás en tu techo ya que no podrás ascender más, limitando por tanto tus ganancias por tiempo empleado (además de tener en cuenta que el día solo tiene 24 horas).

Una buena educación, un buen trabajo y una buena ética de trabajo te ofrecen un límite de ganancias mucho más alto ya que siempre puedes mejorar tu puesto de trabajo en la empresa o conseguir un nuevo y mejor trabajo. La decisión de jugar al poker no debe ser solo algo que se haga para ganar dinero, sino que tienes que tener otra perspectiva.

La decisión de comenzar a jugar al poker es dura ya que puede ser que en el futuro no puedas superar y mantenerte como ganador un nivel de 1$/2$ online y solo tengas pequeñas (o ninguna) opciones de mejorar tu nivel de vida.

Plan B

Siempre es una buena idea tener un Plan B. El poker es realmente maravilloso ya que te permite tener mucho más tiempo libre que un trabajo normal, ¡aprovéchalo! Usa tu tiempo para aprender otras habilidades como crear websites, escribir o actuar de voluntario en algún sitio para mejorar tus perspectivas.

Puedes utilizar también el tiempo para crear un negocio, pero sobre todo debes continuar preparándote por si necesitas volver a ingresar en el mercado laboral. En efecto: Debes tener un plan alternativo.

Muchos, demasiados, jugadores de poker solo juegan y no hacen nada más. Después de algunos años dejan de disfrutar del poker y tienen que hacer algo más, pero debido a que no se han preparado sus opciones de vida fuera del poker son limitadas. ¡No te pongas límites! Tienes que tener otros objetivos en la vida que no estén relacionados con el poker.

Si tienes un plan B (plan alternativo) y en algún momento decides que el poker no es para ti no tendrás que comenzar de nuevo y estarás preparado para tener una vida fuera del poker.

Tómate tu tiempo y PIENSA sobre ello

Profes tiempo
Tómate tu tiempo y piensa fríamente en qué es lo que quieres

Hay un consejo que todo el mundo debería escuchar en el momento en el que se plantea convertirse en jugador de poker profesional:

- Tómate tu tiempo y PIENSA sobre ello.

Piensa sobre tus objetivos en la vida, qué es lo que quieres en ella y lo que necesitas. Si decides llegar a ser profesional debes prepararte para el éxito y trabajar realmente duro para conseguirlo. El poker puede ser una buena fuente única de ingresos, pero también puede ser una fuente secundaria.

No limites tu vida ni tomes una decisión rápida ya que dicha resolución te afectará el resto de tu vida. Tu objetivo número uno tiene que ser la felicidad y debes encontrar y saber qué es lo que te hace feliz. Debes saber además que lo que te hace feliz ahora no tiene por qué ser lo que te hace feliz en el futuro.

Lo único que debes hacer es responder de forma sincera a las preguntas y dudas comentadas en estos artículos y pensar sobre ello antes de decidir si estás realmente preparado para hacerte profesional.

Últimos blogs »