Estrategia simple y consejos para ganar en torneos de “doble o nada”

DoN Buen Stack

Los torneos de “doble o nada” han crecido hasta alcanzar gran popularidad en el poker online, principalmente entre los jugadores casuales o recreacionales.

Torneos rápidos, divertidos y (aparentemente) fáciles de tener éxito en ellos, aunque para poder dominarlos es necesario ahondar en una estrategia específica y diferente de otros tipos de torneos.

A continuación te mostramos todos los consejos y la mejor estrategia para jugar este tipo de torneos de Doble o Nada.

Un objetivo: Doblar el buy-in

Doble o nada (Double or Nothing en inglés), Fifty50, Double Thru... los nombres por los que se conoce este tipo de torneos puede variar, pero el formato de estos torneos se mantiene estable: conseguir entrar entre la mitad de ganadores de una mesa de 6 o 10 jugadores para doblar la inversión realizada.

Los torneos Doble o Nada están alcanzando un gran nivel de popularidad en la mayoría de las salas de poker online. Hay muchas razones por las que esto está ocurriendo, pero principalmente es porque la mayoría de los jugadores tienen la impresión de que entran en premios en multitud de ocasiones.

No es necesario ganar el torneo o acumular una gran cantidad de fichas para conseguir tu premio ya que la mitad de los jugadores conseguirán doblar su inversión mientras que los eliminados hasta que quedan la mitad de los participantes se irán sin nada.

No Ganar
No tienes que ganar, tan solo estar en la mitad ganadora.

Los torneos Doble o Nada son particularmente buenos para jugadores principiantes porque no requieren jugar con agresividad para poder tener un buen premio y permiten a estos (principiantes) construir un presupuesto de poker de forma relativamente sencilla.

Además, este tipo de torneos son por norma general bastante accesibles ya que se pueden encontrar desde 1$ o 2$ de buy-in. El dinero que se puede ganar es menor que el que se puede conseguir en un sit-and-go regular, pero debes saber que ganarás en más ocasiones.

De forma concreta, “todo” lo que tienes que hacer para poder tener beneficio en este tipo de torneos es entrar entre los jugadores que cobran (el 50%) en algo más de la mitad de los torneos que juegues (6 de cada 10 veces) ya que tienes que tener en cuenta el rake (un 10% de rake: por ejemplo 0,50$ en un torneo de 5$).

Vamos a echar un vistazo a lo que ocurre si juegas 10 torneos de este tipo con un buy-in de 5$ (más 0,50$ de rake) y ganas en seis de ellos:

  • Dinero invertido: 5,50$ x 10 = 55$
  • Ganar 6 torneos: 10$ x 6 = 60$

Aquí lo tienes, “has ganado” 5$. Si entrases en premios en la mitad de los torneos, cobrarías 50$, lo que significa que habrías perdido 5$, menos que un buy-in.

Por lo mencionado hasta ahora, la estrategia ideal para este tipo de torneos es diferente de los tradicionales sit-and-go (donde tan solo 2 o 3 jugadores entran en premios (en torneos de una mesa)).

Dos posibles estrategias

Antes de nada, debes saber que el desarrollo puede variar enormemente de un Doble o Nada a otro.

Es posible que en uno de ellos ganes de forma realmente fácil, es posible incluso entrar en premios sin jugar ni tan siquiera una mano, mientras que en el siguiente te veas fuera a las primeras de cambio (esto puede ser muy frustrante).

Aprieta o Analiza
Aprieta al inicio o mantén la calma.

Dicho esto, os comentamos las dos principales estrategias:

Si así lo deseas, puedes decidir tomar riesgos desde el inicio, jugando de forma agresiva para intentar amasar el máximo fichas posible.

Conseguirás aprovecharte del miedo de tus oponentes, sobre todo teniendo en cuenta que los jugadores siguen una estrategia muy tight en este tipo de torneos.

Puedes intentar doblar tu pila de fichas de forma rápida (normalmente contra gente que sigue tu misma estrategia) para asegurarte tener una situación más cómoda el resto del torneo (debes saber que es posible que en algunas ocasiones esto no sea suficiente).

Por otro lado, también puedes elegir jugar con paciencia, actuando de forma sólida desde el inicio para ser más agresivo en un futuro.

Esta forma de afrontar los torneos está lejos de ser la más óptima si el resto de jugadores también juegan tight.

A pesar de ello, probablemente consigas entrar en premios con mayor frecuencia, principalmente porque de forma más habitual de lo que piensas verás a varios jugadores volverse locos al inicio del torneo, siendo eliminados rápidamente o quedándose en situaciones extremadamente complicadas.

¡No te duermas!

Sea cual sea la estrategia que escojas, es posible que al inicio del torneo puedas jugar varios botes por poco dinero con manos que tienen gran potencial.

Si tienes una gran mano es posible que tu rival sea un jugador malo o alguien que está intentando doblar sus fichas de forma rápida, por lo que no es de extrañar que acumules una gran cantidad de fichas al inicio, siendo esta una magnífica forma de comenzar un torneo.

Dormir Torneos
¡No te duermas!

A pesar de ello y sin importar lo bien que te vaya en los inicios, nunca debes relajarte en demasía (bueno, si has triplicado las fichas iniciales quizá si puedas, pero como verás esto es realmente raro).

Tan solo porque vayas en cabeza en los compases iniciales del torneo no significa que debas dejar de jugar, sobre todo si el resto de jugadores no están muy lejos de ti.

Las ciegas aumentan y la situación puede dar la vuelta en un instante, pudiendo pasar de una situación realmente cómoda a una incómoda en un santiamén.

Si esto ocurriese tampoco deberías entrar en pánico. Debes ser paciente. Si las ciegas todavía tienen un tamaño moderado y tu stack es aceptable debes mantenerte jugando tight-agresivo, estando dispuesto a ir all-in si tienes una buena mano.

Si tu pila está por debajo de las 10 ciegas grandes debes pasar a la estrategia “push or fold”.

Las buenas noticias son que la media de nivel de los jugadores que participan en este tipo de torneos no es muy alta y encontrarás a gran parte que te pagarían un all-in con manos como A-X o menos (además, por supuesto, de parejas bajas).

No te confíes demasiado

Incluso si eres un buen jugador y consideras los torneos Doble o Nada como “fáciles”, nunca puedes ni debes confiarte en demasía ya que ese tipo de cosas es la que te hace caer eliminado antes de tiempo.

Esta es una “trampa” común que deberías evitar a toda costa, sobre todo si eres líder con bastante diferencia. No entres en manos que no deberías jugar ya que esto tan solo hará que sea posible que tu stack se vea reducido hasta que tengas pilas parecidas al resto de jugadores o incluso por debajo de los stacks del resto.

Confianza Torneos
Tampoco debes confiarte demasiado.

Esto serían malas noticias, especialmente si estás en burbuja o si esta se aproxima.

Unido a esto, tampoco debes limpear demasiado, incluso si hay jugadores con menos fichas que tú. Si alguien apuesta te pondrá en una situación de perder las fichas puestas al limpear o arriesgar un número mayor.

Si tus jugadores son muy tight y respetan tus subidas (algo que ocurre bastante a menudo cuando todos tienen stacks pequeños y tan solo esperan que alguno de ellos caiga), entonces no debes tener miedo a robar las ciegas para fortalecer tu posición.

A pesar de lo comentado, nunca debes tomar demasiados riesgos, por lo que no debes dudar en tirar una mano buena si existe la posibilidad de no ser la mejor y tu pila de fichas verse reducida más de lo deseado.

Generalmente si eres el chip-líder, debes poner el foco en los jugadores con pilas pequeñas de fichas que actúan de forma pasiva (a no ser que estén en una situación demasiado tensa y muestren que quieren doblar su stack). Si por el contrario eres tú quien eres el short-stack, debes poner la presión en los jugadores con pilas medias y que no estén tomando riesgos.

Por supuesto, al igual que ocurre en cualquier sit-and-go, necesitarás analizar a tus oponentes para localizar y aprovecharte de los más débiles y los más pasivos. Estos deberán ser tus principales objetivos cuando se aproxime la burbuja ya que estos no querrán tomar riesgos en dicho momento.

Al inicio del torneo deberías analizar tu mesa y testearla. Una vez que has averiguado las condiciones de esta y tienes analizados los perfiles de tur rivales deberás escoger una estrategia: jugar loose y agresivo desde el principio o jugar tight-agresivo esperando una buena mano.

Tratar con la burbuja

Una vez que has alcanzado la burbuja (4 jugadores eliminados en un torneo de 10 participantes o 2 caídos en una mesa de 6), algo que puede ocurrir tras un par de minutos o después de mucho tiempo, las cosas se vuelven serias.

Este es el momento en el que un jugador se irá sin nada y el resto doblarán la inversión realizada.

Dependiendo de cómo ha ido el torneo hasta ese momento tendrás dos opciones: sentarte a esperar y disfrutar del espectáculo o tener que enfrentarte al miedo de quedarte eliminado y luchar por tu supervivencia.

Así es como debes actuar en la burbuja dependiendo de tres posibles escenarios.

Si eres el chip-líder:

La mayoría de las veces (siempre, a no ser que tan solo lo seas por unas pocas fichas y todos los demás jugadores tengan el mismo stack) lo único que debes hacer es dejar luchar al resto y observar lo que ocurre.

Chip Stack
Si eres chip-líder destacado puedes sentarte y disfrutar de la acción.

Mientras el short-stack no doble sus fichas la victoria está realmente cerca. Si hay dos o más jugadores con pocas fichas tú estás totalmente salvado a no ser que pase algo realmente extraño, por lo que no debes dejar de prestar atención.

Es posible que incluso veas que los otros jugadores simplemente dejan de jugar hasta que uno de ellos bustea. Como oficialmente todavía no has doblado tu inversión, no debes olvidar seguir robando algunas ciegas y jugar botes pequeños con la esperanza de eliminar al jugador tú mismo.

Pero debes saber que esta no es tu prioridad. Si estás por delante, tu única prioridad es mantenerte en dicha posición.

No te preocupes por foldear grandes manos, principalmente pre-flop (incluso pareja de ases). Si otro jugador con un stack razonable va all-in, este podría dañar tu pila, por lo que es mejor evitar esto, a no ser, por supuesto, que siguieses siendo chip-líder tras dicho bote. En dicho caso, entonces sí puedes disputar la mano.

Si estás en el grupo:

Si estás entre el resto de jugadores, debes mantener una estrategia tight-agresiva, robando ciegas cuando puedas y siendo agresivo cuando tengas buenas manos.

Si otro jugador va all-in, debes analizar realmente bien la situación antes de tomar una decisión: ¿Es el chip-líder intentando ir de farol?, ¿está jugando de forma segura siempre con una buena mano desde el inicio del juego?

¿Está el short-stack intentando asustarte?, o por el contrario, ¿tiene una buena mano y está intentando doblarse?

La fortaleza de tu propia mano también tiene que ser considerada (y mucho), obviamente. Si no estás seguro de si deberías pagar o no, debes pensar si perder la mano te pondría ante las puertas del infierno o por el contrario tendrías la posibilidad de recuperarte de dicho palo.

Si el short-stack está todavía ampliamente detrás de ti, es también importante no darle una oportunidad para regresar al juego.

Ahora, si decides tirar tus cartas, asegúrate de no hacerlo demasiado a menudo para no parecer demasiado débil ni mostrar que tienes miedo. El chip-líder y el resto de jugadores pueden tomar ventaja de esto.

Si eres el short-stack:

Fácil: Eres el objetivo del resto de jugadores y todos quieren verte fuera del torneo lo antes posible.

Stack Pequeno
Si eres short, debes mantener la calma.

Debes mantener la calma y esperar una buena mano para llevarte un buen bote que te haga crecer o la oportunidad de poder robar ciegas.

Intenta “cazar” a los jugadores que estén jugando de forma agresiva o espera a tener una mano realmente grande para ir all-in.

A pesar de lo dicho, debes tener cuidado de no perder muchas fichas en el pago de ciegas por el camino o tu stack disminuirá obligándote a doblarte varias veces para poder sobrevivir.

Conclusión

Los torneos Doble o Nada son muy específicos y no hay instrucciones que permitan jugar estos de forma “perfecta”.

Tu juego dependerá de la dinámica que observes en los jugadores de la mesa tras comenzar el torneo.

Por norma general, una estrategia típica de sit-and-go debe ser adecuada, siempre que tengas en mente que no estás tratando de ganar el torneo.

Esto es algo parecido a un “satélite” en el que tan solo intentas conseguir uno de los tickets del torneo.

Debes jugar intentando estar más seguro de lo que lo estarías en un sit-and-go tradicional, aunque al igual que en estos, debes ser más agresivo cuando las ciegas crecen, siempre y cuando no tomes demasiados riesgos, principalmente si hay otros jugadores pasando un mal momento en la burbuja.

Por último pero no menos importante: Mantén un registro de tus resultados (en Excel por ejemplo). Siempre es útil poder saber cómo está yendo todo, así como determinar si estás en un periodo ganador o necesitas realizar algunos cambios en tu juego.

Cuanto más largo sea el periodo de este registro, más importancia tendrán los resultados.

Últimos blogs »