¿Quieres mejorar? Habla de Póker

Deep Stack

Una de las cosas más sencillas y beneficiosas que puedes hacer para mejorar tu táctica es dialogar sobre póker lejos de las mesas de juego

Cualquiera que haya dedicado un mínimo tiempo a cualquier deporte de competición, podrá decirte que cuando se han enfrentado a alguien mucho mejor que ellos, ha sido el momento en el que más se han esforzado por mejorar y en el que más han aprendido.

Desafortunadamente, esto no es tan simple en el póker, y es muy difícil mejorar tu técnica sólo compitiendo con mejores jugadores que tú.

Las decisiones que se toman en las mesas de juego son privadas y personales y nadie puede intentar a otro jugador porque es imposible saber lo que está pensando en ese momento.

Sólo puedes llegar a hacerte una idea de lo que pasa por la cabeza de un jugador en cada momento de la partida de póker si él decide explicártelo o decírtelo. Y sólo podrás conseguir esa información si hablas con la persona.

Por eso damos el pequeño consejo de hablar sobre póker fuera de las mesas a los principiantes en el Texas Hold’em, porque cualquier diálogo o explicación de un jugador profesional sobre momentos específicos de una mano es mucho más útil que cualquier libro o artículo.

La razón es simple: una persona te contestará las preguntas que tengas sin dejar ningún hueco en blanco ni ninguna parte sin explicar.

Con quién hablar

Aunque hablar de póker con cualquier persona puede ser muy beneficioso, hay ciertas personas que pueden ofrecerte más perspicacia y mejores consejos que otros.

Al principio, querrás hablar con alguien que sepa más que tú en el mundo del póker. Puede ser divertido pero es raro que te den consejos de valor, sobre todo porque muchas veces saben incluso menos que tú.

Además no hay que olvidar que para que los resultados sean buenos hay que hablar con alguien que sea capaz de explicarse y sepa comunicarse. Una cosa es hacer algo, pero otra muy diferente es saber explicarlo.

De qué hablar

La forma en que los seres humanos aprenden es mediante la práctica, y no tanto mediante la teoría, ya que aprendemos de nuestros errores.

Pero para aprender de un fallo hay que:

1.      Cometer el error

2.      Entender y admitir que se ha cometido un error

3.      Comprender cuál hubiese sido la decisión correcta

4.      Entender porqué ésa es la decisión correcta

5.      Aplicarlo al juego

Esta fórmula que acabamos de explicar sobre los errores es fundamental para poder llegar a ser un buen jugador de póker.

Puedes utilizarla por ti mismo, pero si hablas sobre los fallos con un amigo o con un entrenador, puedes hacer que esta fórmula sea aún mucho más satisfactoria.

Aquí está la clave de hablar sobre póker con el objetivo de aprender: las mejores conversaciones son las que provienen de una situación  en la que crees haber cometido un fallo.

Las situaciones hipotéticas y toda la teoría sobre póker que se puede consultar pueden ser positivas, pero no te va a ayudar mucho en situaciones específicas.

Por ello lo mejor es coger tu error; analizarlo, describirlo y entenderlo; y después dialogar sobre ello. De esta manera, cada vez serás mejor en el mundo del póker.

Últimos blogs »