Omaha Hi Contra Hi-Lo: Consejos Para Hi-Lo

Omaha Hi Lo

En este artículo queremos dar algunos consejos que ayuden a nuestros lectores a conocer los errores más comunes de los jugadores de Omaha Hi-Lo y así poder evitarlos.

Tras el artículo en el que hablábamos de las manos iniciales en Omaha, tanto en Hi como en Hi-Lo, es hora de ofrecer algunos consejos en la estrategia a seguir en el Omaha Hi-Lo para mejorar el juego en esta modalidad de poker.

Faroles en el Omaha

A pesar de que la mitad del bote en el Omaha Hi-Lo es entregado al jugador que tenga la mejor mano baja, siempre se debe luchar por ganar la mano alta, entrando en juego solo si las cartas que se tienen pueden ser suficientes para ganar la apuesta alta (High).

Un error muy común que se suele realizar en el Omaha Hi-Lo es realizar una apuesta farol en el River. Si el jugador no tiene cartas, es aconsejable retirarse y no intentar llevarse el bote con un farol ya que, en la mayoría de los casos, este perderá tanto el bote como el dinero apostado.

La razón es simple: en la mayoría de los casos algún jugador aceptará la apuesta. Si realizas una apuesta farol, tu oponente pensará que tienes una mano alta realmente fuerte o que no tienes cartas y estás faroleando.

Si piensa que tienes cartas muy altas aceptará pensando en llevarse la mano baja, mientras que si cree que estás de farol verá tu apuesta pensando en llevarse todo el bote.

La mayoría de los jugadores que llegan al river tendrán cartas para poder ganar la mano baja, además de tener alguna pareja o incluso mejores cartas, de forma que un farol no va a tirarlo hacia atrás, de forma que perderías tu apuesta.

Recuerda que nunca tirará sus cartas si tiene opción de llevarse la mano baja ya que te estaría regalando el bote sin razón, de forma que si no quieres perder tu dinero nunca farolees sin cartas que te permitan llevarte al menos una parte del bote.

Un consejo para los principiantes es realizar un semi-bluff (medio farol) solo si están seguros de llevarse la mitad del bote y quieren forzar para conseguir la otra mitad, pero nunca si tienen dudas ya que las opciones de que el oponente tenga la mejor mano son muy altas.

Salir victorioso tras realizar un farol en Omaha es mucho más complicado que en Hold’em ya que son cuatro cartas las que tiene cada jugador y las posibilidades de que tenga una gran jugada son bastante altas.

Nuestro consejo es evitar apostar de farol hasta que se domine completamente el juego y la forma de actuar del resto de jugadores de la mesa.

Botes Compartidos

En Omaha es posible que la mano alta sea compartida debido a que dos o más jugadores tengan la misma jugada, aunque este caso no es muy normal, de forma que es muy posible que el ganador de la mano alta en el Omaha Hi-Lo se lleve la mitad del bote.

Respecto a la mitad que se reparte a la mano baja, esto no suele ocurrir ya que es posible que sean varios jugadores los que compartan la misma mano al tener A2 unidas a las cartas comunitarias.

En el Omaha Hi-Lo es muy posible que haya al menos dos jugadores con la misma mano baja de modo que el bote se repartiría consiguiendo cada uno de estos una cuarta parte del bote.

Llevarse la mitad de la mitad del bote es un hecho que puede ocurrir en juegos Hi-Lo, pero mientras que en los Stud es muy difícil que ocurra, en Omaha es muy normal que esto suceda.

Los jugadores principiantes suelen dar mayor importancia de la que tiene a la jugada para conseguir el bote bajo, olvidándose que alguien puede tener la mejor jugada también y en caso de no tener opción de ganar el bote a la mano más alta se pueden incluso perder fichas.

Hay un ejemplo claro que explica que apostar grandes cantidades teniendo solo la opción de ganar la parte del bote destinada a la mano más baja no es una buena idea. Si estás jugando contra un jugador que tiene entre sus cartas A2 como tú pero tiene una buena opción de ganar el bote a la mejor jugada, si aceptas sus apuestas estarás poniendo la mitad de las fichas del bote para llevarte solo una cuarta parte.

Cuantos más jugadores haya es probable que sean más los que tengan una muy buena mano baja también, de forma que el bote se repartiría con total seguridad, por lo que apostar con una mano baja solo es conveniente como apoyo a la mano alta que se tenga, nunca puede ser la jugada principal ya que las opciones de no ganar (incluso de perder) fichas serían muy altas.

También es importante conocer las posibilidades que hay en Omaha con los botes compartidos. Si tienes la mejor mano alta (y esta está clara por ser un color en el que tienes la mejor carta para este) y la mejor baja, sabes que tienes asegurada una parte alta del bote tenga las cartas que tenga tu oponente.

En este caso tienes que conseguir que el bote crezca en la medida de lo posible porque sabes que la mitad del bote es tuyo, además de la parte que toque a repartir por la mano baja. Estos son los casos que más beneficios ofrecen a los jugadores de Omaha Hi-Lo.

Tanto en Omaha High como en Omaha Hi-Lo, la mejor opción es tener un juego sólido y firme, apostando solo cuando es posible conseguir la mejor jugada posible. En caso de que no se tenga la mejor jugada posible es realmente probable que la tenga otro jugador, de forma que es conveniente perder el mínimo de fichas.

Últimos blogs »