Pot Limit Omaha: El proyecto combo

Combo gafas

El proyecto combo es una forma de definir una mano con múltiples opciones y proyectos, la verdadera arma de destrucción masiva en la guerra de las mesas de Pot Limit Omaha.

Es necesario conocer y nunca obviar que Omaha es un juego de proyectos, una variante del poker donde siempre existen diferentes opciones para completar color o escalera.

Si quieres jugar con éxito en Pot Limit Omaha, debes querer jugar manos que te ofrezcan la posibilidad de completar múltiples proyectos para llevarte el bote, lo que indica que tendrás más opciones de que alguno de los proyectos prospere.

Proyecto combo – Manos con potencial

El primer paso para poder conseguir completar un proyecto y llevarse el bote en Pot Limit Omaha es jugar manos con un gran potencial de formar proyectos. A continuación vamos a presentar qué tipo de manos existen y sus características.

Negreanu Daniel
Único en todos los sentidos y gran jugador de PL Omaha

Conecta 4: Con el mismo nombre que el conocido juego de mesa, conecta 4 simplemente significa que las cuatro cartas que se reciben deben estar conectadas entre sí. Por ejemplo, tener en la mano 5-6-7-8 te dará la gran oportunidad de poder conseguir una escalera ganadora.

Recuerda que solo puedes utilizar en Omaha dos cartas de tu mano, pero al tener las cuatro cartas consecutivas tienes la opción de poder completar una infinidad de proyectos diferentes con una sola mano.

Mismo color: Si dos de las cartas que tienes están unidas, además tienes la opción no solo de conseguir una escalera, sino que también tienes proyecto de color. Debes saber que si el color que tienes es dos a dos (dos cartas de cada palo), las probabilidades de conseguir color son todavía mayores.

Si en el turn tuvieses dos proyectos de color te ofrecería 18 cartas que te podrían dar el color en el river. Este es solo un ejemplo que no se suele dar con mucha frecuencia, pero explica claramente el poder del doble proyecto de color.

Lo mejor de ambos “mundos”: La mejor mano en Omaha es por norma general aquella que une ambos proyectos mencionados con anterioridad: cuatro cartas conectadas en escalera (y con opción tanto superior como inferior de completar el proyecto) y doble proyecto de color (dos de cada palo).

Tener esta mano no garantiza nada, pero ofrece muchas opciones de completar un proyecto, el mejor proyecto de la mesa.

Una mano con doble proyecto de color y con opción de escalera abierta (tipo conecta 4) puede ser realmente poderosa, de modo que no es de extrañar ver a jugadores subir en el juego preflop con dicho tipo de cartas.

Una mano como 9 T J Q tiene una probabilidad altísima de ganar y no tiene prácticamente nada que envidiar a la mejor mano posible A-A-K-K (con doble proyecto de color).

Debes tener en cuenta que en una jugada entre Q J T 9 y A A K K (ambas manos con doble proyecto de color), las probabilidades de que gane la primera son un poco más bajas del 40%. Te recomendamos visitar nuestro artículo sobre las manos iniciales en Pot Limit Omaha para conocer un poco más sobre ello.

Escoge cuándo entrar en juego

A pesar de que no puedes escoger qué cartas son las que van a aparecer en el flop, sí que puedes elegir cuándo quieres entrar en juego y ver el flop y cuándo no hacerlo. Debes tener en cuenta que dobles parejas (en la mano) en Omaha es normalmente una mano débil si estas no tienen otras opciones de proyecto.

Cuando juegas la mencionada 9 T J Q lo estás haciendo para conseguir la mejor mano o, al menos, para tener muchas opciones de completar un proyecto y tener una gran jugada. Un ejemplo del flop que esperarías con esta mano sería J Q 3.

Este flop no solo te permitiría haber conseguido la pareja más alta de la mesa (dobles parejas QQJJ), sino que además te da bastantes opciones de conseguir color y escalera, estando esta abierta tanto por la parte superior como por la inferior. Además, en caso de que alguien tuviese K-Q, no podría hacer dobles parejas mejores que las tuyas sin que tuvieses escalera.

Combo Flop
Asegúrate de tener un buen flop antes de actuar para evitar sorpresas

La única mano que podría ganarte sería un proyecto de color más alto (As o Rey como carta más alta) o en caso de que alguien tenga un trío (y que no completes color).

Cuantas más opciones de completar el proyecto tengas, más serán las cartas que te ayudarán y que te permitirán salir como ganador. En caso de tener solo un proyecto en la mano (y no múltiples como recomendamos), te cerrarían las opciones de completarlo a un máximo de nueve cartas, una mínima opción de conseguir la mejor mano.

En Omaha no puedes saber las cartas de tus rivales, por lo que debes asumir que todos tienen opción de tener la mejor mano, principalmente debido a que al tener el doble de cartas en su poder que en Hold’em, tienen muchas más opciones de completar una gran mano.

Si decides entrar en juego con una mano con solo nueve outs (cartas que te sirven, a largo plazo estarías tirando el dinero (en Omaha, tal y como hemos dicho en Hold’em es diferente). Para tener beneficios en el juego a largo plazo necesitas una gran cantidad de proyectos abiertos y cartas que te beneficien.

La mejor opción para incrementar tu ratio de victorias y beneficios en Omaha es prepararte siempre con las mejores opciones de victoria e intentar esperar optimizar los beneficios en el turn y en el river en lugar de en el flop ya que en Omaha una sola carta comunitaria puede cambiar todo.

Juega con múltiples proyectos y consigue el máximo número de fichas y de dinero de tus rivales cuando consigues completar estos.

Últimos blogs »