Zach Elwood: Poker Tells mal leídos

Reading Poker Tells

Los psicólogos pueden entender erróneamente los movimientos, gestos y acciones de los jugadores de poker, tal y como Zach Elwood muestra en este artículo.

El experto en psicología del poker expone en las siguientes líneas casos concretos en los que rebate algunos de los “tells” más estudiados por psicólogos expertos para explicar las cartas que puede llevar un rival, basándose principalmente en los movimientos expuestos por Joe Navarro.

Tal y como ha explicado en su introducción general a los poker tells, el poker es un entorno único y por tanto debe ser visto como tal, por lo que las afirmaciones realizadas para otros casos como interrogatorios a criminales, en las mesas de poker pueden conllevar a una lectura falsa de la mano del rival.

A continuación os ofrecemos la traducción de las palabras escritas por Zach Elwood.

Apretar y morderse los labios

Navarro en su libro asegura que apretar los labios entre sí y mantenerlos presionados indica que una persona está ante un momento de tensión muy grande, al igual que cuando se muerde el labio inferior.

Mike Caro
Gran lector de gestos: Mike Caro

Esta afirmación es totalmente real en la mayoría de las situaciones de la vida, en poker es muy difícil que alguien que esté jugando sin cartas comience a realizar estos gestos y es todavía más complicado (diría que imposible) descubrir a un jugador que se ha tirado un farol de esta manera.

De hecho, en mi libro “Reading Poker Tells” incluso he mostrado el presionarse los labios como un indicador generalmente de una buena mano. Muchos jugadores con manos realmente fuertes intentan parecer débiles de forma instintiva: apretando los labios entre sí o mordiéndoselos.

Este movimiento es uno (la mayoría de ellos realizados de manera inconsciente) de los muchos caminos que los jugadores con manos fuertes realizan para ser vulnerables, como no ser capaz de mantenerse quieto en la silla o emitiendo los mencionados por Mike Caro tsk-tsk o poker clack (sonidos con la boca), así como mover ligeramente la cabeza.

Ocasionalmente sí que puedes ver a un jugador apretar los labios entre sí o mordérselos de forma verdadera, pero esto ocurrirá principalmente en situaciones en las que al jugador no le importa que lo vean nervioso.

Estos momentos son cuando un jugador mira sus cartas al recibirlas y posteriormente las tira en el juego preflop, así como cuando un jugador está en la última apuesta y solo tiene que decidir si ve esta o por el contrario tira sus cartas.

Golpear la mesa con las uñas

Navarro también comenta que golpear la mesa con sus uñas es una muestra clara de estrés y eso significa tener en la mano una mano “de débil a mediocre”.

Patrik Antonius
No he visto a Patrik Antonius golpear las mesas con sus uñas...todavía

De nuevo esta afirmación es correcta en la mayoría de las situaciones fuera del poker, pero desafortunadamente no verás a una persona involucrada en un pot grande con un farol o una mano vulnerable golpeando la mesa.

Al igual que ocurre con morderse los labios o apretarlos, la mayoría de la gente conoce que este movimiento (golpear la mesa con las uñas) es sinónimo de estrés entonces, ¿por qué alguien con una mano débil haría este movimiento?

Incluso me pregunto con qué clase de “loco” estaba jugando Navarro como para ver este movimiento de forma regular.

Muestras de relajación

Navarro también muestra en su libro varias muestras más, como los movimientos de relajación, como indicadores de estrés y de tener malas cartas.

Estos movimientos incluidos en su lista son: frotarse el cuello o la nuca, exhalar con los mofletes hinchados, mover y masajear la cabeza, tirarse del lóbulo de la oreja y buscar ventilación (por ejemplo ajustándose la corbata si alguien la lleva).

Al igual que con los movimientos mencionados anteriormente, es muy fácil imaginarse a un criminal que está nervioso ante un interrogatorio realizando estos gestos para tratar de calmarse, pero es muy difícil verlo en un jugador de poker, especialmente en alguien que acaba de “marcarse un farol”.

Esto se debe a que estos movimientos son muy conocidos por ser realizados para disminuir el estrés, por lo que los jugadores de poker, incluso si tienen poca experiencia, evitan estos gestos cuando están jugando con manos débiles.

De hecho, puede ser verdad lo contrario, que jugadores con manos realmente fuertes realicen estos movimientos asociados con el nerviosismo para engañar.

En resumen: el poker es único

Podría ser posible que en partidas de bajas apuestas y con jugadores de niveles realmente bajo estas muestras de nerviosismo y los movimientos mencionados puedan mostrar realmente lo comentado, pero en el resto de mesas, incluso si los jugadores no son muy expertos, nunca verás estos movimientos con manos débiles.

Phil Hellmuth
Phil Hellmuth

Estoy convencido de que si te fijas en los miles de horas de poker televisado que se puede encontrar online, nunca podrás encontrar los movimientos mencionados en un farol e incluso en un jugador con una mano medianamente vulnerable.

Creo que los malentendidos de Navarro en el poker en genera son un buen ejemplo sobre lo que ocurre cuanto alguien con un decente nivel de lectura psicológica y de las reacciones humanas intentan utilizar sus conocimientos en el mundo del poker.

Navarro ya había escrito un libro general sobre el ser humano y sus reacciones llamado “What Every Body is Saying” antes de conocer a Phil Hellmuth y Annie Duke, encuentro que llevó a producir Read’em and Reap.

Es probable que se asumiese que alguien con las credenciales de Navarro como agente del FBI y autor de un libro sobre el lenguaje del cuerpo con algunas guías en el poker por parte de Marvin Karlins y la promoción conseguida con el nombre de Phil Hellmuth sirviese a Navarro para crear un libro definitivo en la lectura del poker.

A pesar de ello, los puntos que he mostrado son buenos argumentos para demostrar que las mesas de poker son un entorno único, el cual tiene sus propios aspectos que difieren de los conocimientos generales sobre psicología humana.

Últimos blogs »