5 Consejos para jugar al Pot Limit Omaha poker

consejos pot limit omaha

Para aprender a jugar a Pot Limit Omaha poker, te ofrecemos cinco consejos esenciales en vídeo para que puedas ponerlos en práctica en tus partidas.

Nuestra serie de consejos para aprender a jugar al Pot Limit Omaha está orientada a principiantes y jugadores de nivel intermedio. Una serie diseñada para mantener a los jugadores fuera de problemas mientras aprenden cada vez más acerca del Pot-Limit Omaha.

También os explicaremos cómo jugar estas manos y situaciones del Pot Limit Omaha (PLO) con seguridad, para así poder aseguraros no perder gran parte de vuestras fichas.

  1. Cambiando del Texas Hold’em al Pot Limit Omaha
  2. Jugando en Posición
  3. ¡Cuidado con los Ases!
  4. Los Faroles en el PLO
  5. Oponentes comunes

Nota: Estos vídeos están originalmente en Inglés, desde PokerListings en Español trabajamos para transcribirlos y poder tener una versión con audio en español lo más pronto posible.

1. Del Texas Hold’em al Pot Limit Omaha

Hay mucho más que el Texas Hold’em Poker, a pesar de que este sea el único que veas por televisión. En este primer consejo te enseñaremos lo necesario para dar el salto del Texas Hold’em al Pot Limit Omaha, sin que tengas que arriesgar todo tu bankroll.

Muchas de tus habilidades adquiridas en el Texas Hold’em Poker te servirán para el Pot Limit Omaha, pero hay algunas diferencias clave. La mayor de ellas es que tendrás cuatro cartas en mano (Hole Cards) en lugar de dos, y que en este juego se juega Pot Limit (donde podrás apostar o subir la cantidad que existe en el bote o igualar alguna apuesta superior.) en lugar de No-Limit.

Dado que tendrás cuatro cartas en mano, la mayoría de las manos grandes son mucho más comunes en Pot Limit Omaha que en Texas Hold’em poker. Esto es realmente importante, ya que tendremos que hacer especial hincapié en la lectura de las manos del Omaha para saber cuáles de las dos cartas –de las cuatro- usar para generar tu mano. Asimismo, explicaremos cómo jugar Pot-Limit, dándote un truco para calcular apuestas y aumentar las mismas durante la partida.

2. Jugando en Posición

En el segundo consejo de esta serie para aprender a jugar a Pot Limit Omaha seguirás viendo a muchos jugadores en la mesa que, como tú, han hecho la transición del Texas Hold’em hacia el Pot Limit Omaha. Por lo tanto, las oportunidades son las mismas para todos, tu incluido.

La única mala noticia es que, si comienzas en el Pot Limit Omaha solo con tus conocimientos de Texas Hold’em, encontrarás algunas partes de esta modalidad algo confusas. Lo bueno, es que aquí te vamos a enseñar a cómo evitar los errores más comunes y a cómo conseguir ventaja con respecto a tus rivales más flojos y aquellos que juegan fuera de posición en PLO.

Un gran error entre los jugadores novatos en el Pot Limit Omaha es que, debido a que tienes cuatro cartas, tienes más maneras de jugar las cartas iniciales.

Es cierto que en Omaha, los límites en el PreFlop son mucho más pequeños que en el Texas Hold’em –ninguna mano que sea grande es favorita sobre cualquier otra-, lo que no significa que debas jugar cada mano que tengas, especialmente cuando estás fuera de posición.

3. ¡Cuidado con los Ases!

En nuestro siguiente consejo para aprender a jugar al Pot-Limit Omaha, os explicamos el porqué de las situaciones con parejas de ases y Rundown –secuencias de cartas bajas- bajos pueden llevaros a muchas situaciones complicadas en la mesa.

También os explicaremos cómo jugar estas manos con seguridad, para así poder aseguraros no perder gran parte de vuestras fichas.

El peligro de los Ases y los rundown bajos

Un Rundown significa en el poker cuando recibes cuatro cartas en orden secuencial, sin saltos. Pero, como aprenderás a ver en este vídeo, no todas las secuencias son iguales. Hay una gran diferencia entre una mano con K, Q, J y 10, y una mano con 6, 5, 4 y 3. Centrándonos en las secuencias, os ayudaremos a que no os quedéis colgados cuando se trata de una baja, es decir, la segunda mencionada.

En Pot-Limit Omaha, es bastante común que más de un jugador tenga una escalera, por lo que es realmente importante que te asegures de que la tuya es la mejor. Jugar con secuencias altas del mismo palo también significará que tu combinación de color será más grande.

Los Ases también pueden ser un problema. Si juegas a Hold’em, sabrás que los ases son una gran mano, pero también son manos complicadas para los principiantes que no saben doblarse tras el Flop, incluso cuando piensas que está todo perdido.

En Omaha, es más probable que uno de tus oponentes te saque fuera tus Ases. Lo que no quiere decir que sea fácil para los principiantes.

4. Faroles y Semifaroles en PLO

El siguiente consejo de la serie para aprender a Jugar al Pot-Limit Omaha, os enseñamos una nueva técnica para jugar. En este caso os enseñaremos a lanzar faroles, semifaroles y a pararlos, entendiendo también la comprensión compleja de las figuras son parte integral de una estrategia de éxito en PLO.

En el Pot Limit Omaha, al igual en el Hold’em, también tienes la oportunidad de ganar fichas y botes, incluso cuando no tienes una gran mano contigo, y ahí es donde entra la inteligencia de usar un buen farol.

Muchas veces, la gente suele llamar un farol cuando se está jugando desde una posición fuerte, y teniendo cartas agresivas.

Un semifarol, por ejemplo, es en realidad apostar y posteriormente aumentarla, con una mano fuerte incluso si tienes ya formada tu mano. Con cuatro cartas, en PLO es muy probable que te encuentres manos fuertes ya formadas.

Los Wraps y los Semifaroles

Si nunca has jugado al Pot Limit Omaha, escuchar lo que es un Wrap puede ser un concepto nuevo. En Texas Hold’em, el mejor proyecto de escaleras puedes tener es un proyecto de escalera abierta y con ocho “outs” o salidas.

En Omaha, una figura completa puede tener hasta 20 salidas o “outs”, por lo que la escalera puede ser la mano más poderosa que haya. Por ejemplo, imaginad que tenéis 10-9-6-5 y que el Flop es 8-7-2. Cualquier 4, 5, 6, 9, 10 o J te harán tener una escalera.

Los Wraps tienen muchas variedades, y a veces averiguar todas sus salidas puede ser bastante complicado, por lo que requiere mucha atención.

Un semifarol es algo que, probablemente, ya hayas aprendido jugando al Texas Hold’em. Sin embargo, debes recordar que en PLO hay muchas más figuras y combinaciones, por lo que habrá más maneras de lanzar un semifarol.

Los bloqueos son también otro concepto que existen en el Texas Hold’em, pero que es mucho más importante en Omaha. Muchos jugadores tienen miedo a jugar grandes botes sin buenas manos, por lo que si tienes una de las cartas necesarias para tener una buena mano, puedes utilizar esa información en su contra haciendo la mano mucho más agresiva en las apuestas.

5. Oponentes comunes en el PLO

A diferentes jugadores, distintas estrategias, esa es una de las máximas en el poker. Cuanto más sepas, y más rápido lo hagas, de ellos, mejor ajustarás tu estrategia para explotar sus debilidades en la mesa. Con esto te convertirás en un jugador ganador.

En nuestro último consejo para aprender a cómo jugar al Pot Limit Omaha, os desglosamos los cuatro tipos de perfiles de jugador que te vas a encontrar en las mesas, cómo identificarlos y, lo más importante, como jugar contra ellos.

También os daremos una útil tabla para adivinar qué tipo de jugador tienes enfrente.

Cuatro tipos principales de jugadores

Cuando tratas de adaptarte a tus rivales en todas las categorías, las dos principales cuestiones que tienes que saber es que hay dos tipos de jugadores, los Tight y los Loose, y ambos también se dividen entre Pasivos y Agresivos.

Los términos Tight y Loose se refieren, principalmente, a la frecuencia con la que estos jugadores están dispuestos a poner sus fichas en juego, mientras que se le acompaña con los términos Pasivo o Agresivo en función de si toma la iniciativa de las apuestas en la mano y las sube o, por el contrario, si simplemente llama a otras apuestas.

Podéis echar un vistazo a la siguiente tabla para saber en qué categoría estáis tú y tus oponentes. Después lee las definiciones de cada tipo de jugador. 

tipos jugadores poker

Jugadores Loose-Pasivos

Los jugadores Loose-Pasivos son, por lo general, los peores jugadores, ya que no les importa demasiado poner en riesgo sus fichas, incluso con una mala mano. Tampoco son lo suficientemente agresivos, por lo que no tendrás que preocuparte si les tiras un farol o te echas atrás si tienes una mala mano.

Si estás en un buen bote contra un jugador Loose-Pasivo y tienes una buena mano, lo único en lo que deberías pensar es en el valor de la apuesta. El punto que se busca aquí es que, si piensas que tienes mejor mano que él, apuestes tanto como puedas sin que este haga Fold.

Los jugadores Loose-Pasivos siempre verán la apuesta, incluso con una mano perdedora. Son, sin duda, uno de los jugadores contra los que querrías jugar una gran cantidad de botes.

Jugadores Tight-Pasivos

Los Jugadores Tight-Pasivos también son, por lo general, malos, pero no serán tan rentables jugar contra ellos, ya que no pondrán sus fichas en peligro a menos que tengan una buena mano.

Contra los jugadores Tight-Pasivos deberías de tratar de ganar botes pequeños, incluso cuando tengas cartas malas. El punto principal que buscamos contra ellos es que, estos jugadores, solo van a jugar un gran bote cuando tengan una buena mano, por lo que es mejor ganarles todas las manos posibles con cartas malas, incluso si las tuyas son malas también.

Jugadores Loose-Agresivos

Los jugadores Loose-Agresivos son fáciles de detectar. Apuestan y suben las apuestas mucho, y no necesitan buenas cartas para estar en la acción.

Los Loose-Agresivos usan los faroles y la agresividad de sus acciones para ganar fichas, pero los inteligentes también pueden usar esta imagen para obtener beneficio cuando tienen buenas manos.

La mejor opción contra este tipo de jugadores es tratar tener la mejor mano posible y darle la oportunidad de tirar un farol con una mano más débil.

Jugadores Tight-Agresivos

Los jugadores Tight-Agresivos suelen ser los más sólidos en las mesas. No juegan demasiadas manos, pero cuando apuestan en una, luchan duro para conseguirla.

Son resistentes en poner en juego sus fichas en una mano, ya que son selectivos con las manos iniciales. Generalmente consiguen buenos botes por sus buenas cartas. Por otro lado, saben cómo lanzar un buen farol y conseguir la ventaja de la posición porque siempre están apostando y subiendo la apuesta, lo que no siempre significa que tienen una buena mano.

Sin embargo, hay maneras de usar su estilo contra ellos. Los buenos jugadores saben cómo doblar las manos medias e incluso las grandes si saben que tienen la mejor. Si puedes conseguir lanzarles un farol, puedes hacer que hagan “Fold” con sus cartas.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios