Cinco Reglas para Conservar tu Bankroll

Ganancias en el poker
Sigue las reglas para no caer en bancarrota

Muchos jugadores de poker, incluso los ganadores, tienen tendencia a perder todo el dinero conseguido en el poker online de forma rápida e inconsciente.

En el poker uno de los aspectos más importantes es saber manejarse dependiendo del presupuesto que se tenga, apostar dependiendo del bankroll que se posea. Este es un problema incluso para los mejores jugadores ya que hay veces que arruinan en varias horas el trabajo y los beneficios conseguidos durante semanas.

Dicho esto, también debemos decir que no es sorprendente que los jugadores de poker que pierden dinero al jugar poker en vivo, que son el 90% del total, afirmen que es difícil también mantener sus cuentas con números positivos en el mundo online.

Esto no es sorprendente aunque pueda parecerlo ya que para que unos jugadores ganen (y mucho dinero), otros tienen que perderlo, lo que sorprende es la cantidad de jugadores que ganan dinero en el poker en vivo y que, por contra, sus beneficios online no están garantizados.

Si un jugador suele ganar dinero con el poker en vivo, lo normal sería que al jugar online su buen juego también otorgase beneficios, pero no siempre es así ya que para ganar en el poker online hay que tener mucha más disciplina y control.

Los jugadores pueden ser más fuertes y estar ayudados por programas de estadísticas, el juego es más rápido y cuando se cae en el hoyo es difícil conseguir salir de él sin perder la cabeza.

Este artículo va destinado a todos los jugadores de poker, aunque en especial está hecho para los buenos jugadores que podrían ganar dinero con el poker online por su juego pero que por otras circunstancias no son capaces de hacerlo.

Si crees que te encuentras en esta situación sigue las siguientes reglas para mantener y aumentar tu presupuesto:

1. Juega dentro de tu bankroll

El primer punto y más importante es jugar dentro del presupuesto que se tiene para poder ser capaz de ganar dinero online, nunca se debe apostar una cantidad demasiado alta y que no esté acorde con el bankroll.

Una forma de explicarlo puede ser el teorema de la ruina del jugador: si hay dos jugadores que apuestan a un juego de probabilidades, como lanzar una moneda al aire, pero uno tiene un presupuesto ilimitado y el otro no, si se juega con tiradas infinitas, el jugador que tiene el bankroll restringido, tras un indeterminado número de tiradas siempre irá a la quiebra.

En el poker online la historia es parecida ya que sería tú contra todo el mundo, esto significa que el dinero de tus contrincantes es infinito, de modo que si el poker fuese exclusivamente de azar, con el paso del tiempo siempre acabarías sin dinero.

Por suerte los buenos jugadores pueden ganar dinero, de modo que si eres un jugador de calidad, puedes conseguir beneficios, ¿cómo se consigue? Jugando con una cantidad de dinero que consiga que parezca que tienes dinero infinito para que los altibajos no puedan conseguir que tu cuenta se quede a cero.

Para explicarlo de una forma sencilla y siguiendo una norma, podemos hablar que para que esto ocurra no se debe jugar más del 5% del presupuesto total en la mesa al mismo tiempo.

Si quieres todavía ser más previsor y asegurarte no perder todo tu dinero, aparte de ser un buen jugador es conveniente no usar al mismo tiempo más del 1%-2%. Los jugadores más serios y que más beneficios consiguen suelen seguir esta recomendación aunque no lo parezca.

Si al jugar una mano específica no tienes que preocuparte por poder quedarte sin dinero, lo normal es que tu juego no se vea afectado y que esto no ocurra nunca.

2. No controles el saldo que tienes

Si sigues la regla anterior, a no ser que tu juego tenga algún punto débil y entres en un juego de pérdidas prolongado, el riesgo de perder todo tu dinero es mínimo, casi nulo.

Debido a que al poker se juega con fichas y las que hay en la mesa son casi irrelevantes para tu presupuesto, no debes pensar constantemente en el dinero que estás consiguiendo.

En el poker online es muy sencillo comprobar la cantidad de dinero que se tiene ya que con solo apretar un botón aparece esta, de modo que es muy fácil caer en la tentación y pensar en cómo se está jugando.

Este gesto es realmente malo ya que condiciona en gran medida. Si se está en una fase de ganancias el jugador se puede confiar y perder la concentración, pero lo peor llega en los malos momentos ya que el estado de ánimo puede verse afectado y con ello el juego.

A pesar de que se esté jugando perfectamente, un periodo de mala suerte siempre puede hacer que baje el presupuesto mínimamente, de modo que si se observa, el estado de ánimo decae, el juego se resiente y las pérdidas pueden verse aumentadas.

Si observa que ha perdido algo de dinero, forzará su juego para recuperarlo de forma rápida, sin saber que este puede ser el primer paso para quedarse sin dinero.

Ganar dinero en el poker es un proceso largo y costoso ya que puede haber varios altibajos, pero si en algún momento se pierde la concentración, las pérdidas pueden ser muy altas y en muy poco tiempo.

En caso de que tengas algunas pérdidas, no caigas nunca en frases como “una semana de trabajo perdido” o “ahora necesitaré más de una semana para recuperar lo que he malgastado en una hora”. Si piensas así es fácil que te saltes la primera regla aumentando las apuestas por encima de tus posibilidades y que al final puedas ir a la quiebra en tu cuenta de poker.

3. Trata al juego como algo serio

Debido a que juegas al poker con dinero real, cada pequeño error cuesta dinero, de modo que no debes jugar como si lo hicieses en un videojuego en el que lo más que puede ocurrir es que vuelvas al punto anterior grabado, las pérdidas en el poker no vuelven por sí solas, de modo que no es conveniente arriesgar el dinero de forma innecesaria.

El primer paso que debes dar es limitar las distracciones ya que como su propio nombre indica pone tu centro de atención en otras cosas y pierdes la concentración necesaria para jugar al poker.

En el momento en el que dejes de prestar atención, los errores por problemas de concentración y, por tanto, de percepción aumentarán exponencialmente.

Después de haber dicho esto, también debemos decir que cada persona es diferente, hay gente que escuchando música o “viendo” una película se concentran mejor, mientras que otras personas no pueden tener nada a su alrededor si quieren prestar atención a lo importante, en este caso la mesa de poker.

Para poder conseguir ganancias en el poker es necesario jugar siempre en un estado óptimo, siempre que no sea así las opciones de cometer errores aumentan.

También te recomendamos que nunca juegues por aburrimiento, si quieres jugar al poker que sea porque tienes realmente ganas de hacerlo. Si utilizas el poker como arma contra el aburrimiento lo verás como un entretenimiento y, por norma general, tu juego no será el óptimo, de modo que perderás dinero.

Muchas veces el poker, dependiendo de las circunstancias de la mesa y de los rivales, puede no ser divertido, de modo que si juegas para entretenerte, probablemente hagas movimientos inadecuados para que haya más acción, aumentando las posibilidades de perder dinero.

Si te aburres, lo mejor es buscar otro entretenimiento que no lleve consigo poner en riesgo tu dinero.

4. Eres humano, no lo olvides

Como ser humano que eres, necesitas hacer una serie de cosas para que tu cuerpo y mente estén saludables. Como hemos comentado antes, si tu estado de salud no es óptimo, lo mejor es no comenzar a jugar al poker.

No juegues con hambre ya que la falta de energías, además del constante recuerdo de que se tiene hambre, propiciará que tu juego pierda rapidez y soltura.

Busca tu comodidad, una posición incómoda siempre perjudica a la larga tu juego. Busca una silla de calidad y cuida una postura ergonómica para no alterar el juego tras un largo periodo de tiempo.

No juegues nunca si estás cansado. El agotamiento siempre llevará consigo un juego con más errores de lo normal, de modo que acarreará también pérdidas de dinero. Independientemente de la calidad que tengas, la mejor opción siempre que estés cansado es ir a la cama.

No juegues con otras distracciones mentales. Si hay aspectos de la vida que te están afectando y mantienen tu mente ocupada, lo mejor que se puede hacer es no jugar ya que es muy fácil perder dinero por falta de atención y esto conllevaría un problema más de forma completamente innecesaria.

Recuerda que las drogas y el alcohol siempre son malos compañeros de viaje. No decimos que no tomes una cerveza o incluso dos cuando juegas, pero si estás bajo los efectos del alcohol o de otras drogas, nunca podrás desarrollar tu mejor juego.

5. Evita el juego irracional y agresivo

En este punto no nos referimos a los jugadores agresivos pero que lo hacen como una forma de juego desde el control, sino a aquellos que pierden la cabeza y comienzan a realizar acciones sin sentido tras una mala jugada.

Perder la cabeza y el control tras una jugada desafortunada puede acarrear en tan solo unos minutos la pérdida de todo el dinero. Normalmente se suele llegar a esta situación conocida como “Tilt” tras haber incumplido alguna de las normas anteriores.

Si observas que estás jugando de forma irritada o que puedes cometer algún error porque no estás seguro de tener la situación bajo control, lo mejor es levantarte de la mesa lo antes posible para no cometer un error del que, cuando recuperes la calma, te arrepentirás.

Se puede perder el control por muchas razones diferentes, pero este hecho suele estar relacionado con una jugada de mala suerte o de mal juego sumado a unas condiciones inadecuadas: cansancio, embriaguez, irritabilidad…

Los jugadores que consiguen evitar esta situación de juego irracional y extremadamente agresiva o que cuando esto ocurre son capaces de levantarse de la mesa de forma rápida y abandonar el juego hasta calmarse, suelen ser aquellos que a la larga consiguen beneficios.

Si tienes algún indicio de que tu juego pueda verse alterado, lo mejor que puedes hacer es abandonar la mesa y cerrar la sesión lo antes posible para evitar cometer alguna estupidez. Las mesas de poker seguirán en el mismo sitio cuando estés más calmado.

Conclusiones

Si sigues las cinco reglas que te hemos comentado con anterioridad y tu juego es lo suficientemente bueno, estás ante la opción de ganar dinero en el poker y de no ir nunca a la quiebra.

A pesar de eso tienes que tener mucho cuidado ya que si rompes alguna de estas reglas lo normal es que sea otra persona la que acabe con tu dinero al final de la sesión.

Debes estar atento a tu juego y a todas las circunstancias que lo rodean para no cometer errores innecesarios. Si ves que tu juego puede verse afectado, nuestro consejo es que te levantes de la mesa lo antes posible.

Por último recuerda que el poker siempre estará allí, pero si pierdes tu dinero por una irresponsabilidad, cuando vuelvas a jugar este no estará allí.

Últimos blogs »