Ken Lenaárd: El arte perdido de cuidar como corresponde a los fishes