10 Consejos fundamentales para jugar al poker

William Hung

Todos queremos llegar a ser mejores jugadores de poker, el problema es que no sabemos como comenzar a serlo.

Hemos leído a Sklansky, memorizado complejas formulas matemáticas hasta el punto de hacer previsiones sobre el tiempo leyendo los pomos del café pero todavía no hemos conseguido terminar una partida de poker sin el sabor amargo de haber cometido varios errores.
Para intentar combatir esta maldita sensación de impotencia, hoy probamos a ver 10 preciosos consejos para empezar aganar.

1.No juguéis todas las manos/Aprender a foldearos

 

Probablemente, el error más común entre los menos expertos.

Quién sabe cuantas veces habréis escuchado aquello de "He venido a jugar a poker, y voy a apostar" de alguno que se lamenta de la prudencia de otros jugadores. El problema es que el coste de jugar a lo Indiana Jones es casi siempre directamente proporcional a la cantidad de manos jugadas. La formula es esta. Más juegas=Más pierdes

 

vodka

2. No bebáis demasiado

Es innegable: Una buena copa siempre entra en el cuerpo a la perfección, incluso sirve para poder resistir a la tensión de la partida. El problema es que cuando las copas se multiplican, la mente se relaja y las fichas empiezan a desaparecer de vuestro poder.

3. Farolear por farolear es algo estúpido

Muchos principiantes piensan que echarse un farol es una parte fundamental del poker. No existen reglas para farolear con éxito, incluso si existen jugadores que no disfrutan del poker si no se echan al menos un farol.

Es cierto, el placer de farolear sin la mano más fuerte da mucho placer, pero tener cuidado de los riesgos que conlleva. Pero, hay que tener cuidado, ya que tarde o temprano te pillarán con las manos en la masa.

4. No seguir en una mano sólo porque hayáis metido algo de dinero

 

Otro error bastante común es el de pensar en seguir en la mano, ya que ya has metido fichas en el bote. Si no tenéis posibilidades de ganar en ese momento, la mejor estrategia no es seguir apostando. Lo que habéis ya apostado no os pertenece, pensad en ello, y sed prudentes.

 

 

Eric Liu

5. No sigáis igualando sólo por querer ver las cartas de tu rival

Este punto va unido al anterior. Muchos jugadores continúan apostando sólo por ver las cartas de su adversario, incluso cuando estén seguros de que su mano es perdedora. Si no tenéis ninguna posibilidad, ¿qué necesidad tenéis de seguir perdiendo dinero?

6. No juguéis si estáis de mal humor

Jugar al poker para olvidar un mal día no es la mejor elección. El riesgo de jugar con las emocione sy no con la mente no es lo más aconsejable. Cuando sintáis que estáis jugando por impulsos lo mejor es levantaros de la mesa y hacer una pausa para relajaros para evitar que tus adversarios aprovechen tu momento de debilidad.

7. Estar atentos a las cartas que hay encima de la mesa

Es esencial aprender a leer las posibles jugadas en mesa. Tomaros al menos diez segundos solo para estudiar las cartas comunes y entender cuales son las posibles combinaciones que podemos ligar. Cuando estéis seguros de haber estudiado las posibilidades de proyectos de escalera y de color es vuestro momento de actuar.

 

Phil Ivey

8. Prestad atención a los demás jugadores

Cuanto más se juega, más importante se convierte el aprender y observar a los rivales. Intentad entender cómo se comportan los demás jugadores ante faroles y cómo cambian su estrategia según su posición en la mesa.

9. No juguéis con limites demasiado altos

 

Por alguna extraña razón, hay personas que no entienden sus propios límites y terminan por perder fortunas de dinero porque juegan con limites demasiado altos.

Una noche de éxito en mesas con ciegas de 2 y 4 euros no significa que estéis preparados para pasar a partidas con más dinero. Sólo debéis cambiar de nivel cuando estéis seguros al 100 por cien de poder hacerlo.

10. Elegid el juego justo dependiendo de vuestra calidad y de vuestro bankroll

Uno de los motivos por el cual el dinero ganado en mesas de 2 y 4 euros no debería haceros jugar en mesas más altas, es porque a mesas más altas también crece la calidad de los adversarios.

Si podéis ganar en mesas de 2 y 4 euros, ¿porqué vais a cambiar? Continuad jugando a estos niveles para aumentar vuestro bankroll. Al final siempre es mejor ser el crack de una mesa fácil que el paquete de un nivel más alto.

Últimos blogs »