5 formas de curar tu ansiedad social en las mesas de poker

Jugador Ansiedad
La ansiedad te llena de preocupaciones innecesarias.

La ansiedad social, ese gran enemigo de muchos jugadores de poker al sentarse en las mesas en vivo. Conoce cinco formas de controlar y curar tu ansiedad social.

¿Has visto Mr Robot?, ¿todavía no?

Vamos, la séptima temporada de Juego de Tronos no verá la luz hasta la próxima primavera, por lo que es una buena forma de llenar el vacío.

Mr Robot es una serie de televisión sobre un joven llamado Elliot. Tiene una mente brillante, utilizándola brillantemente para el hackeo, pero no sabe cómo relacionarse con la gente.

El chico puede reventar el sistema económico mundial, pero no es capaz de librarse de su ansiedad social. De alguna forma, en las mesas de poker se pueden encontrar jugadores de este tipo.

Cuando crecimos y generalizando al extremo, había dos tipos de niños:

Tipo 1: Los que les gustaban los deportes, las chicas y estaban fuertes.

Tipo 2: Los que les gustaban los libros, tenían miedo a las chicas y eran inteligentes.

Continuando con los estereotipos, el tipo 1 terminaría fumando, bebiendo y gambleando. El tipo 2 terminaría en alguna ingeniería y quién sabe si trabajando para una agencia espacial.

Un regalo de Dios

El poker fue un regalo de Dios para este segundo tipo de personas, con el poker online (donde no hace falta socializar) como su puerta de entrada al juego.

 

Torneo BoM, récord histórico de un evento en Malta.
Habrá gente, mucha gente.

Estas podían usar su intelecto para ganar insultantes cantidades de dinero, sintiéndose incluso lo suficientemente valientes como para poner en el chat cosas realmente ofensivas como: “Espero que tengas cáncer y que te tengan que extirpar los ‘testículos’”.

Pero un día, por accidente (por su buen hacer en las mesas), se llevan un satélite para participar en un evento en vivo y aquí llega el problema.

Allí habrá gente, personas reales de todo tipo y de todas partes del mundo. Todos los estereotipos de gente que crees que existen te los puedes encontrar juntos en un mismo torneo, incluso en la misma mesa.

Entonces entras en pánico y dices... ¡Qué hago yo con mi ansiedad social! Bueno, Lee Davy, compañero habitual en PokerListings, tiene varias ideas para ti.

1. ¿Qué es lo peor que puede ocurrir?

Una lección de los estoicos. A nadie le gusta perder, pero pensando sobre ellos, perderás más manos de las que vas a ganar. Eso es duro.

Lo que hace a los grandes jugadores es que ellos llegan a la mesa pensando que van a perder. Pero no pienses que son pesimistas.

 

Mike Matusow sabe controlar la ansiedad.
¿Estamos ante el pesimista Mike (Matusow)?

Ellos creen en sus habilidades de ganar, pero saben la importancia del factor suerte en el poker (a corto, incluso a medio, plazo). Pensando que vas a perder a corto plazo pero que vas a ganar a largo plazo, los grandes jugadores encuentran la calma cuando se encuentran en un periodo negativo, en un momento de pérdidas.

¿Pensar de esta forma puede ayudar a calmar la ansiedad social? Piensa sobre tus miedos. ¿A qué temes? Ahora multiplica ese miedo por diez.

Imagina que tus rivales son como Negan de The Walking Dead y que te está arrancando la cabeza con Lucille (su bate) después de cabrearse por estar constantemente 3beteándolo. Imagina que algún compañero de mesa saca una pistola y te mete una bala en los sesos.

En serio, ¿qué es lo peor que te puede ocurrir en las mesas? Nada de lo mencionado te pasará. Nadie va a morir ni nadie va a ser agredido.

Realmente no tienes miedo de lo que la gente te pueda hacer. Tienes miedo de tus sentimientos, de sentir vergüenza tras haber tomado una decisión errónea. Pero eso son solo tus propios pensamientos, puedes cambiarlos.

2. Cambia tus creencias, cambia tus sensaciones

Imagina que tu mujer durante 30 años te dice que quiere el divorcio y que ha estado teniendo una continua aventura con tu mejor amigo durante varios años. Estoy seguro que sentirías vergüenza, autocompasión e ira.

Ahora imagínate que ocurre lo mismo (quiere el divorcio y ha estado con tu mejor amigo), pero luego descubres que ella era una asesina en serie.

¿Cómo te sentirías?

Estoy seguro que te sentirías liberado y probablemente feliz de no haber sido parte de sus trofeos. No es sentirte engañado lo que te hace temer esto, es tu reacción y las sensaciones que generas en tu interior.

 

Phil Hellmuth es experto en aprovecharse de jugadores con ansiedad.
¡Chaval, esto es poker!

Piensa sobre esto. No hay nada ni nadie en la mesa que pueda hacerte sentirte mal. Solo tú puedes hacerte daño a ti mismo al crearte emociones negativas a la hora de reaccionar a sus actitudes.

Esto es poker. La gente va a intentar hacer lo posible por llevarte sus fichas, pero nada más. Cambia tus pensamientos y creencias, con ello cambiarás tus sensaciones.

3. Crea tu propia jerarquía

¿Qué es lo que envía a la mariposa social a ser crisálida?

Haz una lista de todos los escenarios que tienes en tu mente y anótalos en un papel. Esta es ahora tu lista de objetivos.

Puntúalos del más intimidante al menos.

No olvides que el poker es un juego en el que se gana a largo plazo, nadie te puede asegurar hacerlo a corto plazo por muy bueno que seas. Pensar en dicho corto plazo y la gratificación instantánea es para perdedores. Tienes todo el año para conseguir los objetivos. ¡Qué leches!, tienes toda tu vida.

Transformemos esto en un juego dentro de otro juego. Toma el escenario que menos miedo te dé de tu lista y ponte como objetivo retarte a ti mismo en esa área durante tu primera sesión.

Continúa trabajando en ello hasta que este punto deja de ser incómodo para ti. Entonces continúa avanzando en la lista, hasta que eres capaz incluso de pedir una cita a la dealer (o al dealer, dependiendo del caso).

4. No te centres en ti

 

No pienses en ti.
No pienses siempre en ti.

“Tengo miedo”.

“No quiero sentirme avergonzado”.

“No quiero parecer tonto ni estúpido”.

“¿Qué me pongo?”

“¿Cómo debería ‘jugar’ con las fichas?”.

¿No te das cuenta? Todas estas frases y preguntas se centran solo en TI.

Si te centras en ti mismo comienzas a ser autoconsciente. ¿Sabes qué? Haciendo eso, piensas que ellos hacen lo mismo y eso te lleva a pensamientos y conversaciones, aprovechando tus rivales tus propias debilidades, que te generarán ansiedad.

Céntrate en ellos (tus compañeros de mesa), escúchalos. Si no quieres hablar, no lo hagas. Si no sabes qué decir, comenta alguna de las frases que ellos te han comentado poco antes y utiliza eso para mantenerlos hablando.

Haz preguntas. Actuando de esta forma incrementarás su propia autoestima, por lo que la conversación te regresará mucho más tranquila, suave como unas sábanas recién lavadas.

5. Emotional Freedom Technique (EFT)

Si tras intentar los puntos anteriores, todavía eres incapaz de controlar tu ansiedad social, te recomendamos practicar el EFT (Emotional Freedom Technique, la técnica de lliberación emocional).

Esta forma de psicología de la presión, estilo acupuntura pero con los dedos en lugar de agujas, te ayuda a liberar la ansiedad, miedo y preocupaciones de tu interior. El siguiente vídeo explicativo puede serte de gran ayuda.

Sabemos que parece realmente complicado conseguir evitar la ansiedad de tu interior, pero recuerda que con pequeños pasos se puede llegar muy lejos y que poco a poco conseguirás grandes progresos en este tema.

Si consigue controlar tu ansiedad social y te muestras seguro de ti mismo en las mesas, probablemente consigas además generar algo de ansiedad en tus rivales, lo que te ayudará a mejorar tus resultados.

¡Por favor, rellena las siguientes celdas correctamene!!

¡Error al guardar el comentario!!

Tienes que esperar 3 minutos para publicar otro comentario

Sin Comentarios