Los peces van, los tiburones suben la apuesta

Patrik Antonius

El pez va, el tiburón sube la apuesta, un artículo sobre estrategia en el poker para mejorar tus manos y conseguir más victorias en las mesas de cash o torneos.

En los juegos Limit y even, sucederán muchos "Subo, Veo, Veo, y Veo". Ocasionalmente se querrá verlo de mano, pero no es bueno que sea una costumbre ya que:

  1. Ir demuestra debilidad
  2. Quien sube controla la mano

Si se tiene una buena mano será bueno mantenerse dentro subiendo la apuesta. Por el contrario, cuando se ve y se da con un empate será fácil de descubrir. Por supuesto que existen excepciones a esta regla: No se subirá una apuesta con JJs si ya ha habido dos que aumentasen la apuesta en el pre-flop, y no se querrá apostar al empate con más de un par yendo por el bote.

Ir demuestra debilidad

Cualquier buen jugador sabe, que en No-Limit, cualquiera que va constantemente es como un pez diciendo "cazarme con vuestro mejor disparo." La mayoría de las veces, el ir no hará más que meternos en problemas. Si la mano no es lo suficientemente buena como para subir, es mejor no jugar desde el principio.

Otro riesgo es que muchos buenos jugadores pueden sacarnos de botes que hubiéramos ganado simplemente por apostar en el pre-flop. Cuando se sube en el pre-flop se muestra fortaleza y muchos jugadores no verán la apuesta si no van a ver el flop.

Quien sube controla la mano

Cuando se sube una mano se muestra dominio revelando las serias intenciones de los oponentes. Si no llegan al flop, no se contará con prisioneros. Esto es cierto para cualquier juego de póker, pero más aun para el No-Limit. En Limit es más difícil que la gente se plante antes ya que la apuesta grande es pequeña y constante. Si en el juego Limit hubiera algún jugador de apuestas bajas se le puede sacar del bote con un farol para subir la apuesta.

Personalmente, después de subir en una mano, casi siempre apuesto siempre que haya menos de tres personas por el bote. Ya habré demostrado fuerza en el pre-flop así que aunque tengan algo con el flop, deben jugar con mucho cuidado. La mayoría de las veces el rival no casará lo suficiente como para pegar duro a tu subida de apuesta.

Esto es un buen ejemplo por el que los tiburones suben en el pre-flop:
Dos personas van en el pre-flop y subimos con un As-Rey. No logramos nada en el flop y uno de los jugadores que vió nuestra subida tiene pareja de 8s. El flop es J-Q-5 y no vamos. Él no va aunque tenía la mano ganadora.

Sé quien suba, no quien vea.

Nos vemos en las mesas.

Últimos blogs »