Cómo organizar un torneo de póker entre amigos

Young's Quads

Aprende a organizar un torneo de póker en tu propia casa siguiendo los principios de los torneos de póker más tradicionales y las bases de los grandes torneos.

Después de haber recibido muchas peticiones de nuestros lectores sobre cómo se puede organizar un torneo, vamos a resolver todas las dudas con diferentes artículos en los que vamos a detallar las “normas” que hay que seguir para organizar un torneo de póker con amigos de una manera casi perfecta.

Con esta guía para organizar competiciones en casa, iremos descubriendo semana a semana todo lo necesario para organizar una timba de póker en casa de igual manera que si estuvieras jugando en un casino.

Principios generales

El póker, en sus muchas variantes, es un juego que se puede organizar en casa sin ningún tipo de problema. Sin embargo, el éxito de la competición sí que puede ser algo más complicado de conseguir, ya que para que todo salga a la perfección no sólo hace falta una buena organización, sino también conocer la técnica y la estructura de los torneos.

Por lo tanto, antes de comenzar a trabajar, es necesario tener en mente algunos factores como la inscripción del torneo, la distribución de las fichas, los buy-ins, la posición de los jugadores o el funcionamiento de los pagos.

Inscripción al torneo

Todos los jugadores que se inscriban al torneo tienen que pagar una cuota de inscripción con la que conseguirá, de forma automática, que su nombre se escriba en la lista de participantes. En el mismo momento de la inscripción es también recomendable indicar a los jugadores qué puestos van a ocupar en la mesa de juego siguiendo los consejos que vas a encontrar en el apartado titulado “Situación de los jugadores”.

Distribución de las fichas

Al principio del torneo cada uno de los jugadores recibe el mismo número de cifras, que es lo que en póker se conoce como “Stack”. El stack es el mismo para todos y sólo después de que el juego comience es cuando el stack va air variando dependiendo de lo que ocurra en las mesas de juego.

El stack inicial puede ser tan grande o pequeño como se quiera y cada una de las fichas puede tener el valor que tú quieras darle. El único requisito es dejar muy claro antes del inicio del torno tanto la cantidad de fichas como el valor de cada una de ellas.

Lo más habitual en el póker es que el stack esté formado por fichas de 4 ó 5 colores diferentes en los que cada color tiene un valor diferente.

Buy-in y Rebuy

El buy-in es la suma de dinero que el jugador tiene que pagar para poder participar. La suma de todos los buy-in es la cantidad va a definir el premio del torneo.

El rebuy es la cifra por la que el jugador va a poder comprar un stack en el caso de que se quede sin cifras durante la partida.

El buy-in de un torneo no influencia para nada el desarrollo del torneo. Si el buy-in es muy elevado el premio del torneo será mucho más abultado, pero también corres el riesgo de que menos personas se animen a apuntarse a la competición. Para una timba en casa te recomendamos que el buy-in se encuentre entre los 5 y los 10 euros. Entre amigos no es necesario apostar mucho más para pasar una buena tarde.

Además, otro de nuestros consejos es que los rebuy tengan límite pero que éste se más de uno. ¿Por qué? Pues para que ninguno de tus amigos tenga que estar aburrido esperando a que se acabe el torno para poder seguir jugando. Así mantienes jugadores en la mesa de juego y reduces el número de los que están en el banquillo.

Situación de los jugadores

La posición de los jugadores en la mesa es muy importante, por lo que te recomendamos que lo organices de forma completamente aleatoria, ya que es la única forma para evitar crear problemas.

La posición en la mesa de póker es un punto muy importante por lo que tienes que estar seguro de que el reparto de los asientos sea algo que depende solamente del azar.

Estructura de las ciegas

Para que la partida llegue en algún momento a su fin y no dure hasta el infinito también hay que dejar preparado antes de que comience el torneo la estructura de las ciegas, que son las apuestas obligadas que los jugadores tienen hacer antes de que se repartan las cartas.

Para poner un ejemplo, podemos decir que en un torneo se establece que las ciegas son de 10 euros al principio, y que la cantidad de las mismas aumenta según pasa el tiempo, establezcamos que cada media hora. Sólo la ciega grande (una apuesta completa de la primera ronda) equivale a 1/50 del stack inicial e irá aumentando a lo largo del juego.

Movimiento de los jugadores

Es posible que los jugadores tengan que cambiar de mesa durante el desarrollo del torneo. Por ejemplo, puede ocurrir que haya dos jugadores menos en la mesa A que en la mesa B. Si esto ocurre, uno de los jugadores tiene que cambiar de mesa para que el número de jugadores en cada una de las mesas sea el mismo.

Pagos

El pago está formado por el importe final de los premios que se han llevado los jugadores al final del torneo.

Es muy importante que desde antes de que empiece el torneo quede definido el método de pago de los premios y, sobre todo, la cantidad del primer premio y el número de jugadores que van a poder llevarse a casa un premio en dinero en efectivo (además de establecer la cantidad de cada uno de estos premios en función a la posición en la competición).

Consejos finales

Si quieres organizar un torneo de póker en casa, nuestro consejo es que sigas una estructura que permita al menos dos rebuy con el objetivo de garantizar a todos los participantes la posibilidad de divertirse.

Últimos blogs »