Conviértete en un Profesional del Rakeback

graph rakeback

Aunque al principio los jugadores no se preocupan del significado de términos como el rakeback, con el tiempo pueden convertirse en algo muy importante.

Cuando juegas sólo por diversión y de forma esporádica, términos como el rakeback no tienen relevancia.

Sin embargo, cuando empiezas a dedicar mucho tiempo al póker, buscas que tus apuestas se rentabilicen los máximo posible.

Aquí es cuando el término rakeback, de repente, sí que tiene importancia.

Para algunos jugadores, conseguir convertirse en un profesional del rakeback les lleva por direcciones muy diferentes dentro del mundo del póker.

Su gran preocupación es conseguir el mayor beneficio del rakeback posible.

Además, este tipo de profesionales sólo pueden darse en el mundo del póker online, porque es el único sitio donde se puede jugar en más de 24 mesas de forma simultánea.

Los primeros profesionales del rakeback eran jugadores con gran experiencia en el Sit ‘n Go que se dieron cuenta de que su habilidad de jugar docenas de Sit ‘n Go a la vez podía traducirse en una importante fuente de ingresos (incluso si sus beneficios no eran muy elevados).

Muchos otros jugadores se subieron al carro del rakeback poco tiempo después, descubriendo que la habilidad de jugar en muchas mesas a la vez podía repercutir muy positivamente en sus cuentas bancarias a final de mes, ya que obtendrían un gran beneficio de los rakeback (aunque, de nuevo, sus ganancias no fueran elevadas).

Aunque lo que se suele decir es que el éxito en el póker va de la mano con el triunfo (porque es de la forma de la que consigues irte con más dinero del que llegaste), para los profesionales del rakeback la historia es completamente diferente.

Para estos jugadores perder también significa tener ganancias porque sus beneficios provienen del número de manos que han jugado en un periodo de tiempo, ya que lo que reciben del rakeback puede ser una cantidad muy apetecible. 

El rakeback funciona de forma sencilla. El jugador recibe una pequeña parte de dinero por cada mano que juega (independientemente de si gana o pierde la mano). Así que cuanto más juegas más puedes ganar.

Incluso si juegas haciendo apuestas muy pequeñas, de entre 0.50 y 2 $, si eres capaz de jugar en 24 mesas a la vez durante 5 o 6 horas al día puedes conseguir nada menos que entre 7.000 y 8.000 dólares al mes en rakeback.

Si tienes en cuenta estas cifras, ahora puedes entender que perder no aparece como algo tan trágico, sobre todo si te mantienes fiel a las pequeñas apuestas.

Pero no todo puede ser bueno, y es que los profesionales del rakeback no pueden divertirse tanto jugando al póker como un jugador normal.

La táctica es siempre la misma y puede resultar aburrida, pero el dinero a final de mes puede conseguir que la gente se aburra. Y mucho.